Buscar:

Búsqueda por persona mencionada:
Coloque el apellido con la inicial en mayúscula y, de corresponder, el acento.

 

 

Historias de Rojas

De los Valles Vascos y de los Altos Alpes llegaron agricultores franceses que traían algún capital, con el que pudieron comprar animales y luego campos. Hubo quienes se dedicaron al comercio y a la industria. Han dejado para el pueblo de Rojas un importante edificio.

1860 - 1977

LA INMIGRACION FRANCESA

Escribe: Manón Renée Laugier
manonlaugier@hotmail.com

(Haciendo clic en las palabras subrayadas se obtiene mayor información)

A partir de 1860, puede considerarse que, comienza la inmigración francesa en la Argentina y en nuestro Rojas.
Se dice que fue motorizada por la crisis económica y social que siguió a la Comuna de Paris y a la derrota francesa en la guerra franco –prusiana.
Hacia 1865, el gobierno argentino, interesado en ampliar el crisol de razas en estas tierras, distribuyo en el territorio francés pasajes gratuitos, con el fin de acrecentar la influencia francesa en la argentina. Sin perjuicio de esta posibilidad que, se ofreció; algunos franceses, llegaron a Rojas con caudal propio… suficiente para la adquisición temprana de ganado y luego de tierras.
La emigración francesa, desde sus comienzos y en su mayoría; estuvo compuesta por propietarios y jornaleros agrícolas. La gran mayoría de los que llegaron a nuestras tierras, provenían del sur de Francia, pueblos como: Mouleon-Licharre ( valles vascos ); Barcelonnette ( Altos Alpes ) ; Idaux - Mendy ( valles vascos ) y de Viviers du Lac (Alta Saboya); los vieron partir hacia aquí.
El idioma, para los vascos franceses; jugo un rol esencial para la elección del Río de la Plata. Nuestros inmigrantes, provenían de regiones, donde se hablaba dialectos occitanos; que estaban emparentados con las lenguas latinas. Ello facilitaba, la adquisición del idioma español. En cuanto al matrimonio, si bien la regla en la primera generación fue el matrimonio entre connacionales; posteriormente los descendientes ampliaron sus relaciones, llegando en algunos casos a casarse con descendientes de nativos.
En 1883 y siguientes años, con fines humanitarios y de reunión, los franceses, comenzaron a congregarse y vincularse; formando la Sociedad Francesa de Socorros Mutuos. Que, lejos de obstaculizar su integración; contribuyeron a vivificar sus vínculos con la sociedad argentina. Quedando materializada hacia el año 1901 (donde hoy se sitúa el “Cine “Frances”).
La primera comisión de esta Sociedad la presidio Sebastian Roqués, su vicepresidente fue Esteban Felipe, tesorero: Pedro Iribarne, secretario: Mauricio Delalosse, vocales: Bernardo Oyhanarte, Juan S. Bethular, Pedro Larlus y Francisco Forgues.
Los padrinos del edificio de la Sociedad Francesa fueron: Marie Hardoy de Hildemann (tía-abuela de nuestra convecina Elida Margarita Hardoy de Laugier) y Pedro Iribarne.
Según el censo realizado hacia el año 1.869, figuraban apellidos como los : Espil, Audiffred, Arcuby, Iribarne, Salaber, Roqués, Oyhanarte, Hardoy , Laugier, Larlús, Hegoburu, Hoursuripe, Lahite , Carricoche .
Y a fines de ese siglo, se registraron apellidos como : Recalt, Chandreaud, Labiaguerre, Despuy, Danloy, Lamber, Lahitte, Alpeche, Perret, Larrive, Bouvie, Biscaisaque , Etchart, Jacquin, Jacquelin , Archipret, Biset, Chavaillaz, Etcheverry, Etchecopar, Etchepare, Burucuá , Ricou, Yacomy, Errequet, Philippe y Lemiux .
La actividad económica, fue muy importante; y su aporte dio lugar al surgimiento de numerosos establecimientos agropecuarios e industriales. Su activo rol, ha dejado rastros indelebles en el quehacer respectivo. Nombres que, contribuyeron al surgimiento y expansión de tales actividades fueron: Juan Pedro Julio Audiffred (abuelo de nuestros convecinos Margarita, y Julio Audiffred); Jean Pierre Hardoy ( abuelo de Elida Margarita Hardoy), Jacquelin, Bouvie, Adolfo Laugier (abuelo de Alberto y del Dr. Julio Adolfo Laugier, ambos fallecidos y bisabuelo de Juan Maria Laplace y de Ramon, Horacio, Augusto y Claudio Sanguinetti); Juan Recalt (abuelo de Juan C. Recalt “El Vasco”); Francois Biset dit Merard (abuelo Maria Isabel Molina Biset ); Iribarne, Salvare y Despuy. Con el tiempo, los descendientes de estos tres últimos apellidos fueron enajenando sus establecimientos, alejándose de Rojas.
Otros franceses, contribuyeron y desarrollaron otras actividades; destacándose en el campo industrial, don Sebastian Roqués. Perpetuándose, este francés, en la existencia de un establecimiento industrial local como lo es hoy el Molinos Cabodi REC, cuyo origen fue la tahona instalada hacia el año 1.853 por Don Roqués, quien la vende transformada en un molino a vapor hacia el año 1.897; a la firma Cabodi-Tibiletti y Cia. .
Los Lambert, en segunda generación, pasan del campo a la actividad industrial; como es la producción de energía eléctrica.
Destaco a su vez, a aquellos franceses que al margen de su actividad rural, se inclinaron por la actividad comercial: almacenes, tiendas, panaderías, hoteles… como Bethular, Labiaguerre, Danloy, Perret, Biscaisaque, Etcheverry, Alpeche, Hegoburu.
Los franceses, fueron vecinos activos de la vida social, política y económica rojense. Fundadores de instituciones. Lo que se acentuó en las siguientes generaciones de nuestros primeros inmigrantes. Apellidos como Juan Salaber, Banús, Hardoy, Ballesta, Bethular, Herran; participaron en el desarrollo de instituciones como el Polígono de Tiro. Don Salaber ejerció la presidencia durante 1906 a 1913 .
El primer periodista y fundador de nuestro diario rojense, fue un descendiente de franceses… Juan Oyhanarte .
En las letras , se destacaron Maria Elisa Roqués, hija de Silvano Roqués (abuelo del Dr. Andrés Roqués, recientemente fallecido). Mariana y Engracia Hegoburu; fueron autoras de poesías y prosas.
En la educación fueron pioneras dentro del magisterio, hacia 1.923 y como directoras de escuela: Lydia Hardoy (Escuela N* 1) y Carmen Hardoy (Escuela N* 11) (hermanas de José Maria Hardoy y tías de Elida M. Hardoy de Laugier), quien fuera también directora en “La Urbelina” y en “4 de Noviembre” (escuelas rurales); y en la ciudad; en las Escuelas N* 3 y N* 1.
En el plano político y hacia el año 1.801, la autoridad en Rojas se constituía, conforme lo que sancionara el Cabildo Central. Atento a la reglamentación vigente a ese tiempo, se otorgó (a nuestro pueblo de entonces), como máxima autoridad al Juez de Paz; quien oficiaba también como comisario y comandan0te del fuerte. El nombramiento - hecho por el gobierno central- recaía en vecinos reconocidos. Los franceses que tuvieron ese honor, fueron: En 1.879 Arsenio Reybuad (suplente ); en 1.886 Pedro Salaber (interino), en 1.890- 1.897 Juan Salaber; en 1.895- 1.902 Pedro Iribarne; en 1902 Francisco Mariano Iribarne (suplente) ; en 1.920 Juan Sorsaburu y en 1.927 José Maria Hardoy (quien también intervino en la mesa directiva de la UCR/ 1.939 - padre de Elida M. Hardoy de Laugier).
Cuando en 1.886 se crea la Ley de las Municipalidades, la figura del intendente del partido, paso a ser la autoridad máxima. En dicho año, se constituyó una comisión municipal, siendo su vicepresidente: Pedro Iribarne y secretario Santiago Ballesty; en 1.892 dentro de la segunda comisión municipal, intervino Juan S. Bethular; en 1.893 participó de la tercera comisión don Juan Salaber; posteriormente fueron elegidos en 1.903, 1.906 y 1.908 Juan Sorsaburu; en 1.947 Pedro Florencio Hegoburu; en 1.949 y 1.950 German Glineur; en 1.952 a 1.955 un nieto de franceses Julio Darío Alessandro Cassoux y en 1.969 a 1972 Rodolfo Vicente Verdún .

Así fue que, desembarcaron en el puerto … con apenas 18 o 19 años … visto a la distancia, parecía todo posible, había vigor suficiente para tejer los caminos hacia nuestra ciudad, todo ese esfuerzo … lo pusieron luego … en el horizonte de crecimiento y de desarrollo de nuestro amado Rojas .
Así … desde Barcelonnette (Altos Alpes) en 1.878 llegó Don Juan Pedro Julio Audiffred , junto con su hermana Susana Audiffred. Don Julio se casa en nuestra ciudad, con una hija de franceses: Margarita Arcuby, y tienen un solo hijo: Julio Esteban. Su hermana Susana, se casa con un francés: Adolfo Laugier, y tienen 6 hijos: Julio Adolfo, Rosa Adelaida, Maria, Esteban, Emilio y Susana. Don Adolfo, también había llegado del mismo cantón de los Audiffred: Barcelonnette. Ambas familias, se dedicaron a la actividad agropecuaria.

[Foto: Adolfo Laugier, viudo de Susana Audiffred, con sus 6 hijos]

[Foto: Familia Audiffred-Arcuby]

De Mouleon-Licharre (Pirineos Atlánticos- vasco francés), en 1866 llego Jean Pierre Hardoy y su hermana Marie Hardoy. J.Pierre, se casa con una hija de franceses de la localidad de Pergamino: Carmen Jaunarena; y tienen 6 hijos: José María (padre de Elida M. Hardoy de Laugier), Florentino, Carmen, Lydia, Blanca y Elisa. Su hermana Marie se casa con un alemán: Federico Hildemann; y tienen 3 hijos: Manon, Maria Luisa y Carlos. Jean Pierre, se dedico a la agricultura en su campo; y es quien construyo originalmente, el conocido hoy “Puente Hardoy”.
De Idaux-Mendy (Pirineos Atlánticos-vasco francés), en 1.873 arribó Juan Recalt, quien se casa con una francesa de apellido Arnaud; y tienen un solo hijo. La esposa de este hijo, de apellido Bouzzon, era tambien francesa. Su actividad fue la de encargado de campo.
Desde Viviers du Lac, Alta Saboya; arribó Francois Biset dit Merard con su primo Noel, en 1.881. Tenia apenas 14 años. Residieron en Colonia Los Indios. Fueron cultivadores. Con el tiempo, se casó con María Josefa Vian, hija de franceses, oriunda de la ciudad de Pergamino. Tuvieron quince hijos; entre ellos recordamos a Esther, Enrique, Feliciano y a Pura Nieves Biset Viand; madre de Maria Isabel Molina Biset .
También de Francia… aunque no sepamos el origen de su pueblo, rememoramos a Albina Labunté (Abuela de Alcides Labunté).

Como corolario podríamos afirmar que, menos importante en cuanto a su volumen frente a otras inmigraciones, la francesa constituyó sin embargo un aporte fundamental por el papel económico desempeñado. Los franceses que arribaron, se distinguían en relación a otras corrientes migratorias por disponer a menudo de calificación profesional, cierto grado de instrucción y frecuentemente de capital.
Así… desde el sur de Francia se fueron haciendo nuestras historias, surcando los caminos… con pasos que nuestro Rojas ubicó en sus entrañas. El tiempo… no ha pasado en vano… aquí siguen sus nietos y sus bisnietos, perpetuando sus anhelos… continuando sus trabajos, con sus recuerdos en nuestros corazones argentinos.

[Foto: El Dr. Laugier habla el 14 de julio de 1977]

Manón Renée Laugier
Marzo de 2010

Permitida la reproducción total o parcial del material aquí publicado, citando la fuente.
Las opiniones vertidas son de exclusiva responsabilidad de los autores.
© CiudadRojas, enero de 2010.